León, Guanajuato 18 de Mayo 2017.- La familia de osos negros recibió un nuevo integrante. Se trata de un pequeño osezno que recibe las atenciones necesarias para su óptimo desarrollo por parte del equipo médico del zoológico de León.

Las hembras de osos negros pueden dar crías cada año, siendo común que el nacimiento de las mismas ocurra entre los meses de enero y febrero, cuando la madre está en hibernación.

Los oseznos al nacer tienen sus ojos cerrados, son pequeños y presentan un pelaje delgado y muy fino, en promedio pesan entre 200 y 450 gramos.

Bottom Banner - Visita Galeria